Para ser miembro

Para ser miembro
Los jóvenes que desean pertenecer a la Hermandad han de realizar para su formación los siguientes pasos. Los tres primeros años, coincidentes con los tres primeros cursos de Estudios Eclesiásticos, se denominan de aspirantado, centrados más en el discernimiento serio de la vocación al sacerdocio y en la integración en la vida comunitaria específica de la Hermandad.
Al finalizar el tercer año, comienzan un año de espiritualidad o noviciado, en el que interrumpen sus estudios eclesiásticos, dedicándose a profundizar en las Constituciones y Reglamentos de la Hermandad, y en su espiritualidad específica. En este año realizan el Mes de Ejercicios Espirituales, la experiencia de caridad en Hospitales, una peregrinación según las normas dadas por san Ignacio de Loyola…
Finalizado este año realizan su compromiso como candidatos de la Hermandad y comienza la formación más específica para la ordenación sagrada, tratando de hacer más suyos el modo de vivir la pobreza, castidad y obediencia propias de la Hermandad.